Sé que son un poco lesbianas, pero me las metí en mi cuarto y me las follé en tríos a las dos a la vez, qué gustazo

Mis compañeras de piso son dos jovencitas lesbianas que andan todo el día por casa en bragas y comiéndose el morro, cuando no las escucho follar en la ducha. Me ponen muy caliente y lo saben, y un día me las metí en el dormitorio, harto de estar todo el día empalmado y que no me dejaran ni mirar. Ahí dentro, entre risitas, empezaron a comerse el coño mientras miraban lo dura que se me ponía, y entonces una me invitó a penetrarla mientras se lo comía a su amiga. Como le gustó tanto que la follara así, la otra se animó a probar mi polla y también me pidió que se la metiera. Acabamos montándonos uno de esos tríos raros en donde las chicas se van turnando la polla que usan como si se tratase de un consolador, y yo encantado de ser su polla de plástico.


Videos recomendados