Recuerdo aquel verano en el que me follé a la joven casera que me alquiló el apartamento en mis vacaciones a la Costa Brava

Un verano me fui de vacaciones a la Costa Brava, y como no tenía mucho dinero decidí irme a un hostal. Allí me recibió la casera, que estaba encantada porque era la primera persona que se hospedaba en sus instalaciones. Me dio la bienvenida de una forma muy sorprendente: consistió en una follada brutal. Lo cierto es que me folló como nunca nadie me lo había hecho, y lo recuerdo con tanto cariño que no lo he olvidado. Espero volver en mis próximas vacaciones.


Videos recomendados