Para librarse de una buena multa, esta jovencita acabó follando en la comisaría, mirad cómo la chupo y la pusieron a cuatro patas

Siempre nos viene esa frase policial de las películas de “Levante las manos y abra las piernas”; pues bien, esta jovencita a la que llevaron a comisaría por un robo tuvo que abrir las piernas, vaya que sí. Para librarse de una buena multa o de que la enjaularan un día le hizo una buena mamada al chico que la retenía haciéndole todo tipo de preguntas calenturientas. No es que eso sea muy profesional, pero la verdad es que esta morenita tenía ganas de tema y realmente toda la cuestión del delito era una pantomima para que estos dos pudieran enrollarse en el cuarto de atrás. Mirad cómo se puso a cuatro patas, ansiosa de recibir un buen pollazo de la autoridad.


Videos recomendados