Mi amiga lesbiana estaba el otro día muy cachonda y me pidió que la dejara grabarme mientras me masturbaba en la ducha

Mi mejor amiga es lesbiana, y la verdad es que no me siento amenazada, es decir, no me incomoda que se ponga mojada perdida con mis tetas. Es más, me siento halagada, y ella sabe que yo soy más de follarme un buen rabo. El caso es que el otro día se le ocurrió la locura de grabarme en la ducha. Quería que me despelotara para ella y que me masturbara, que la dejara disfrutar con las vistas de mi cuerpo, que le ponía mogollón. A mí eso me dio mucho morbo, y aunque al principio solo tonteé y no tenía pensado de verdad desnudarme delante de ella, y mucho menos tocarme, al final me puse caliente yo también y me metí los dedos hasta el fondo, joder qué gusto que me grabara tocándome, me excitó una barbaridad.


Videos recomendados