Me hizo una mamada tan estupenda que no le dije que parara y de pronto se encontró con una buena lechada

Hay veces en las que la mamada que te están haciendo es tan increíble que se te quitan las ganas de decirle que pares a la muchacha. Eso me pasó a mí con esta morenaza latina, me la estaba chupando tan rebién que no pude detenerla, la dejé hacer hasta el final, tanto que hasta ella misma se sorprendió un poco cuando de pronto se encontró la lechada en su lengua. Pero no le hizo ascos ni nada de eso. De hecho pareció excitarle bastante y se guardó todo el semen en la boca para mostrármelo después con cara de guarrilla en celo. No me digáis que no tengo suerte de salir con una hembra así tan caliente, qué pasada cuando te la chupan bien y hasta el final…


Videos recomendados