Esta jamelga rubia invitó a su amiga lesbiana a hacerle unos masajes cuando lo que quería era comerle la almeja

Pues un 69 se acabó montando con esta morena, que tiene un culazo que no veas. La rubia lo sabía bien y por eso se la cameló con la excusa de hacerle un masaje relajante en la espalda y en el pompis, pero se aprovechó a base de bien, le metió mano hasta en el carné de identidad. Y claro, la morena que tampoco es de piedra, al notar cómo le agarraban las nalgas y esos tironcitos en la raja del coño pues… se puso como una moto, lógico. Total, que las dos lesbianas acabaron montándoselo allí mismo en el improvisado salón de masajes casero que se había montado la rubia, y qué mejor forma de pasar a la acción que con un 69, boca-coño y un buen uso de la lengua, y no nos referimos a la lengua inglesa, je, je.


Videos recomendados